Centro de Terapias en Santiago de Chile

Terapias en Santiago en Facebook
¡ Síguenos en Facebook !

¿Enfermedad o voluntad débil?

No cabe duda de lo que significa esta pregunta, a pesar de que no está formulada con toda la claridad debida. Por supuesto, que, sí mediante el ejercicio de nuestra voluntad, cuidamos a alguna persona, influiremos de este modo en su salud. Lo que se quiso decir es sin duda lo siguiente: ¿Es posible producir algún efecto en la salud de una persona, únicamente con la voluntad, y sin que medie algún acto? Desde luego podemos contestar que no, y la contestación tiene suma importancia, pues en el transcurso de los siglos ha sido causa de un sinfín de males la creencia por parte de los seres humanos en el poder de dañar a un enemigo valiéndose de la sola voluntad.

Hipnotismo

El ejemplo que suele citarse de los efectos que es capaz de producir el ejercicio de la voluntad es el del hipnotismo. La persona hipnotizada se halla en un estado especial, entre dormida y despierta, en el que es posible alterar profundamente su salud, suponiéndose que interviene en ello la voluntad del hipnotizador. Esta suposición, sin embargo, es completamente errónea. Se ha demostrado tras repetidas experiencias que, aunque el hipnotizador pretende estar ejerciendo su voluntad y desarrollando gran potencia, puede pensar en otra cosa cualquiera, sin que los resultados dejen de ser los mismos.

Lo cierto es que, si una persona llega a creer que es posible tal fenómeno, se hipnotiza a sí misma, y todo cuanto se ha dicho tocante al intenso poder volitivo de los hipnotizadores no son más que tonterías.

Por lo tanto es propio de cada persona hacerse mal o bien mediante sus elecciones, y recordemos que estamos eligiendo minuto a minuto en nuestra vida.

Ahora bien, tenemos por otro lado que reconocer o nombrar algunos atributos o beneficios de la hipnosis. Una de las propiedades de la hipnosis: Es un estado de focalización sensorial en el que la persona está concentrada en sus vivencias internas. Se puede agregar que una persona en hipnosis “puede enfocar su atención en un pensamiento, recuerdo, sentimiento o sensación, logrando, si así lo desea, modificar sus percepciones, comportamientos y emociones” en un estado de “relajación profunda, psíquica y física”. Es por esto que la hipnosis puede llegar a ser útil como una herramienta de apoyo dentro de un tratamiento médico o psicológico, y que se trata de una técnica muy práctica.

La hipnosis ha resultado de una gran utilidad en el esfuerzo del ser humano de vencer a dos grandes monstruos: la adicción y la ansiedad. Los hipnoterapeutas y algunos psicólogos utilizan esta potente herramienta para tratar a sus pacientes con problemas como: baja autoestima, depresión, traumas, fobias, problemas sexuales yenfermedades psicosomáticascomo el colon irritable.

Uno de los objetivos de la hipnosis, así como de la meditación, es el acceso al subconsciente. Esta es la parte de nuestra mente que yace bajo la conciencia común, por debajo del constante bombardeo de pensamientos, sensaciones, estímulos exteriores y otros ataques a nuestra atención.

Basado en el escrito de Brian Weiss en “A través del tiempo”.